Vocación de héroe

La práctica del Triatlón, una de las disciplinas deportivas más duras e intensas, ha crecido en México. Cada vez más mexicanos, hombres y mujeres, aceptan el reto heroico de correr, nadar y hacer ciclismo en una misma jornada; prueba de ello es que en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe los atletas mexicanos hicieron una hazaña pocas veces vista en el deporte mexicano: los triatlonistas Rodrigo González, Crisanto Grajales y Eder Mejía ganaron el oro en equipo e hicieron también el 1, 2, 3 individual, llevándose las medallas de esta dura competencia.

Lamentablemente, una absurda regla del Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe), que impide que un país ocupe los tres lugares del podio, le negó la medalla de bronce a Eder Mejía, quien llegó en tercer puesto en la prueba individual con un esfuerzo sobrehumano que incluso lo hizo desplomarse al cruzar la meta. Todo ese esfuerzo de Eder no sirvió porque la medalla, por la regla, se la dieron al cuarto lugar, el colombiano Bryan Moya, que fue quien subió al podio.

¿Te imaginas, esforzarte al máximo, darlo todo, cruzar la meta casi desfalleciendo para no recibir la merecida medalla por un absurdo? Pues así le pasó a este y otros deportistas mexicanos en los Centroamericanos en donde también México hizo el 1, 2, 3 en Gimnasia individual, pero sólo pudo recibir dos medallas en esa disciplina.

Por sus características, una prueba de alta resistencia, el triatlón se ha arraigado en México, cuyos deportistas tienen carácter y la fuerza para este tipo de deportes. No hay consenso acerca de cómo nació ni cuál fue el primer triatlón, pero la versión más aceptada habla de una carrera en Francia llamada Les trois sports, en 1920.

En México, el primer triatlón del que se tenga registro ocurrió en los años 80 en Guadalajara, en el Lago de Chapala, mientras que los primeros mexicanos que compitieron en un Triatlón olímpico fue en Atenas 2004 y asistieron Eligio Cervantes y Javier Rosas; a Beijing 2008 acudieron Fabiola Corona y Francisco Serrano, mientras que en Londres 2012 nos representaron Claudia Rivas y Crisanto Grajales y en Río 2016 fueron Claudia Rivas, Cecilia Pérez e Irving Pérez.

Quienes practican este deporte aseguran que entre hacer triatlón y ser triatletla hay diferencia: Ser triatleta es una pasión, es llevar la capacidad física y mental al límite. Es un estilo de vida, cambio de hábitos alimenticios, horarios y un compromiso de tiempo completo. Una disciplina que se refleja en todos los aspectos de la vida y quienes la practican hacen de este deporte una manera de vivir y disfrutar.

No es fácil ser triatleta, se necesita constantancia, dedicación y persistencia, además de equipo y conocimientos sobre las técnicas de cada deporte, aunque no necesitas dominar las tres disciplinas, basta con que seas bueno en una o dos de ellas. Pero sobre todo, para hacer un triatlón, se necesitan dos cosas: corazón y vocación de héroe.

Acerca de Admin

Revisar tambien

Prisa y castigo

Por razones extrañas a la acción de correr, le hemos asignado palabras e ideas que ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *