Inicio / Salvador Garcia Soto / Artículos / CALDERON Y LOS ESPAÑOLES EN LA MIRA

CALDERON Y LOS ESPAÑOLES EN LA MIRA

El frente que abrió ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador contra su antecesor Felipe Calderón no es casual ni un tiro político al aire. Al hablar de “conflicto de interés y corrupción” por la contratación de Calderón como consejero de la compañía eléctrica Avangrid, filial estadunidense de Iberdrola, el presidente reabrió un viejo expediente que conoce muy bien sobre “favoritismos y privilegios” a las compañías españolas generadoras de electricidad en México que recibieron contratos “generosos” de la Comisión Federal de Electricidad los últimos sexenios.

López Obrador denunció desde la campaña presidencial del 2012 que Iberdrola “era la empresa favorita de Calderón”, y ayer revivió el tema a partir de la reciente visita del presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, quién entre los asuntos “prioritarios” que trajo a México, fue el de abogar por las trasnacionales españolas que tienen negocios y contratos gubernamentales en nuestro país, como Iberdrola, que es el segundo generador de energía eléctrica después de la CFE.

En privado, el presidente español le pidió a su anfitrión mexicano garantías de certidumbre para empresas de su país, especialmente en el sector energético, algo en lo que López Obrador no compartió totalmente y lo expresó en su discurso público donde pidió que “las empresas extranjeras en sus relaciones en México se comporten con ética”. Esa fue la señal pública de que no hubo entendimiento en privado sobre la pretensión española de conservar condiciones privilegiadas para compañías de su país.

Por eso ayer que en su conferencia matutina, lanzó el obus contra Calderón, lo que hace es reabrir un expediente de “corrupción” en su sexenio, en la contratación de empresas españolas en el sector energético, donde no sólo aparece el nombre del ex presidente como consejero de la filial de Iberdrola de julio de 2016 hasta diciembre de 2018, sino también su ex secretaria de Energía, Georgina Kessel, consejera de la misma Avangrid, al igual que el ex director de CFE del sexenio calderonista, Alfredo Elías Ayub, o incluso, vinculados a negocios y contratos con otras compañías españolas como Repsol, Jordy Herrera y César Nava, ex secretario de Energía y ex director Jurídico de Pemex, respectivamente.

Calderón se defendió ayer de lo que llamó “calumnias” en su contra. “Categóricamente rechazo que en mi relación con empresas globales haya incurrido en tráfico de influencias, conflicto de intereses y mucho menos en actos de corrupción”, dijo anoche en su cuenta de Twitter. Ciertamente Calderón no es el único ex presidente ni ex funcionario que ha colaborado con compañías extranjeras beneficiadas por su gobierno; también lo hizo Ernesto Zedillo con Unión Pacific y Procter&Gamble. Y en ambos casos se puede alegar que no hubo violación legal, pero difícil sostener el tema ético y de conflicto de interés.

Por lo pronto el tiro lanzado ayer por el presidente no fue al azar y por la tarde se confirmó cuando trató el tema en la reunión privada con su gabinete. Ahí le pidió al director de la CFE, Manuel Bartlett, que informara cuánto se va a ahorrar la empresa al dejar de pagar “sobreprecio” a empresas como Iberdrola y otras generadores por sus volúmenes. “Les pagaban los gobiernos anteriores sobreprecios a las compañías generadoras de luz y eso ya no lo vamos a hacer más”, dijo el presidente ante su gabinete.

¿Cuánto más saldrá del expediente de la estrechísima relación que tuvieron las compañías españolas con los gobiernos anteriores? El tema y con él los expresidentes y ex funcionarios involucrados están en la mira del Palacio Nacional.

NOTAS INDISCRETAS…A propósito de obuses en la matutina. Ayer en la reunión de gabinete el presidente también se refirió al otro asunto sobre la condonación de impuestos a las grandes empresas, a propósito del caso que tiró la Suprema Corte contra un accionista de Grupo Modelo por 30 mil millones de pesos. López Obrador no sólo ratificó su intención de “meterse a fondo” en ese tema, aunque eso involucre la esfera de otro poder como el Judicial, sino que comentó a sus colaboradores ayer en Palacio: “Cómo no les iban a condonar los impuestos a los empresarios, si el director de Grandes Contribuyentes del SAT se iba a jugar golf con ellos”, comentó el presidente. Y aunque no dijo el nombre, muchos supieron que se refería a Oscar Molina Chie, el chiapaneco que fungió como encargado de auditar a las grandes empresas durante todo el sexenio de Peña Nieto. ¿Al menos les habrá ganado en el Golf el funcionario del SAT? Porque en los impuestos está claro que los “grandes contribuyentes” ganaron miles de millones de pesos en condonaciones el sexenio peñista…Para que quede claro, aquí no mencionamos nombre de ningún magistrado y menos afirmamos que alguno de ellos haya recibido sobornos por casos como las elecciones de Puebla y Monterrey. Lo que sí afirmamos es lo que consta en sábanas de conversaciones telefónicas que, en el caso de Monterrey, mencionan la entrega “de libros” al parecer para referirse a pagos operados por panistas que hablaron con funcionarios identificados del Tribunal. Y en el caso poblano, la mención de que hubo operadores ligados al ex gobernador fallecido Rafael Moreno Valle, es directa de un magistrado al que se le acercaron para decirle que se estaban manejando cantidades de hasta 700 millones de pesos por el tema Puebla…Los dados mandan Escalera doble. Subimos. 

Acerca de Admin

Revisar tambien

EL CONSEJERO MILITAR DEL PRESIDENTE

Andrés Manuel López Obrador pasó de ser, como líder opositor, un férreo crítico de la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *